Hay quien nace poeta, como quien nace rubio, cojo, alto, pero es que Federico, además, nació mariquita maricón. Este trabajo no es más que un pequeño homenaje –a estas alturas...- no ya al poeta, ni al dramaturgo, que también, sino al hombre, a ese Federico engominado que se ponía al piano para acompañar a La Argentinita, a ese avanzado moderno que revolucionó una España que empezaba a estar presa como una Pineda cualquiera, que intentaba rebelarse a un futuro impuesto como Adela, una España llena de Rositas que dejaban sus casas para salir a las calles oscuras en busca de un novio prohibido.

Persecuciones, en definitiva, del “árbol músico de la vida en flor”.

Aunque parece que por una vez la posteridad ha sido justa.

Como decía el propio Lorca “al duende hay que despertarlo en las últimas habitaciones de la sangre”. Y eso es precisamente lo que tratamos de hacer con este espectáculo, ubicando al Lorca visionario en un salón corazón rojo sangre, para mostrar a diferentes Federicos, que no son sino diferentes caras de un mismo retrato. Diferentes voces unificadas por un mismo deseo y un mismo miedo.

/

Calle de la Reina, 9
28004 Madrid
elcurrodt@elcurrodt.coop
91 521 71 55
Política de privacidad

© 2018 por El Curro DT

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Instagram Icon