Ópera de París 1814. En una aldea de la Renania medieval. Occidente siglo XXI. Giselle de puerto multiplicada por cuatro. Furias, arpías, willis de brillos inciertos. Atrás quedaron los respetos y los sueños. Albrecht no va a venir siquiera. Hilarión tampoco hizo el menor intento. Myrthas camufladas bajo hechuras irreverentes.

Ya no son lo que eran y no hay marcha atrás. Las maquillamos en letras o nos inventamos los nombres. Es duro tirar p’alante y los resquicios de los tules con lentejuelas cada vez pican más y están más deslucidos. Pero no va a venir. Y tú tampoco vas a ir a buscarle. No somos más que un mero catalizador para poner todo en marcha. ¿Qué harías? Si no eres feliz… Empiezas a olvidarte de tus absurdas expectativas.

Inconsecuente. Egoístamente testarudo. Y demasiado inconstante. Sencillamente no podía ser. Pero hasta cuándo vamos a seguir esperando. Mientras grita, patalea, llora y tírate por los suelos. Mañana ni te acordarás, pero cada vez es más duro ajustarse los tacones.

Definitivamente hemos perdido la cabeza, pero hay que seguir.

A lo lejos se oye el canto de un cisne, pero eso… es otra obra…

/

Calle de la Reina, 9
28004 Madrid
elcurrodt@elcurrodt.coop
91 521 71 55
Política de privacidad

© 2018 por El Curro DT

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Instagram Icon